La Diputación de Málaga ha unificado la cultura, historia, medio ambiente y el turismo activo de la provincia en la Gran Senda-Ruta de las Tres Culturas, un proyecto que recupera senderos y veredas en un trazado circular de 360 grados y 650 kilómetros por los municipios para dinamizar las economías locales, fomentar la creación de empleo y reivindicar la heterogeneidad del territorio. Una de las rutas tendrá su salida en el municipio nerjeño, concretamente en los acantilados de Maro, según ha informado la concejala delegada de Medo Ambiente, Nieves Atencia, que asistió a la presentación de esta iniciativa en compañía del concejal de Turismo, Bernardo Pozuelo.

Este recorrido es el primero de sus características en Andalucía y ha sido definido por el presidente, Elías Bendodo, como un ejercicio de conocimiento propio y promoción exterior "porque explota la variedad de la provincia y al mismo tiempo la condensa en un original recorrido".

Bendodo ha explicado, a modo de ejemplo, que si un viajero decide iniciar la Gran Senda de Málaga en la zona de los acantilados de Maro, seguirá el camino que sube a la zona de Montes-Alta Axarquía, al paraje de Alfarnate y Alfarnatejo conocido como Los Pirineos del Sur; de ahí se dirigirá a la comarca de Antequera, Fuente de Piedra; la Serranía de Ronda, el Chorro y el Caminito del Rey; la zona del Genal-Guadiaro, Manilva, Estepona; el Valle del Guadalhorce hasta su desembocadura, y concluirá en un recorrido por las torres vigía del litoral hasta enganchar de nuevo con la parte más oriental de la provincia.

La Gran Senda aportará una creación estimada de 6.500 empleos indirectos gracias a los establecimientos de alojamiento y hostelería, los servicios de turismo activo, aventura, deporte, gastronomía e interpretación del patrimonio natural y cultural.

La inversión para hacer realidad esta iniciativa asciende a un total de 1.120.000 euros, repartidos entre los 820.000 euros que aporta el proyecto Idara, financiado con fondos europeos a través del programa de cooperación transfronteriza Poctefex; y los 300.000 euros que ha ejecutado ya en su gran mayoría el área de Turismo y Promoción del Territorio en la zona de la Serranía de Ronda y el descenso al Valle del Genal-Guadiaro.

En concreto, la Gran Senda de Málaga supone la homologación y puesta en servicio de caminos reales, vías pecuarias, veredas y senderos de montaña y ribera que circundan la provincia. "Es un viaje turístico, deportivo, medioambiental y espiritual a nuestra historia, a través de las culturas que a lo largo de los siglos han definido lo que somos hoy", según Bendodo.

La mayor parte de la inversión contenida en Idara, 512.000 euros, está compartida por las áreas de Medio Ambiente y Turismo, y se destina a obras de recuperación de senderos existentes, que suman 650 kilómetros. Los trabajos están actualmente en ejecución o en licitación, lo que permitirá que este verano ya se pueda realizar gran parte de su recorrido gracias a las veinte etapas geolocalizadas de que consta. Se prevé que la duración del recorrido completo de la Gran Senda de Málaga sea como mínimo de un mes, según Bendodo, y estará completa antes de final de año.

Marcar Como Favorito o Mándelo Por Email