Una semana después de que fueran destrozados por el temporal, la concejalía de Parques y jardines ha repuesto los cipreses junto a la ermita de la Virgen de las Angustias. La concejala delegada, Nieves Atencia, ha manifestado que los árboles miden más de 3 metros y son de la misma especie que los anteriores. Se pretende, ha indicado, que el exterior de la ermita recupera una imagen similar a la que tenía antes del temporal.

Los nuevos árboles han sido plantados a una profundidad necesaria para que no sean arrancados por el viento, como ocurrió con los anteriores.

Marcar Como Favorito o Mándelo Por Email