La concejala delegada de Parques y Jardines, Nieves Atencia, ha informado que se han iniciado los trabajos para reponer los cinco cipreses que tuvieron que ser arrancados de la explanada del Cementerio Municipal debido a que se habían secado. La concejala ha indicado que resultó sospechoso que los árboles enfermaran repentinamente, por lo que se encargó a un laboratorio un análisis de la tierra donde estaban plantados. El resultado fue el hallazgo de productos químicos en la tierra, por lo que los hechos fueron denunciados en el cuartel de la Guardia Civil, ya que sospecha que alguien ha podido poner el producto en la tierra con intención de perjudicar a los árboles.

La concejala ha añadido que los cipreses que se van a plantar son de una gran altura y ha pedido la colaboración ciudadana para que cuiden los nuevos árboles.

Se da la circunstancia de que desde que los hechos fueron denunciados ante la Guardia Civil, ningún árbol más ha resultado dañado.

Marcar Como Favorito o Mándelo Por Email