"Sensaciones maravillosas para una noche histórica",  así definió Pasión Vega lo que sintió tras actuar en el  Festival de la Cueva de Nerja. El público debió sentir lo mismo ya que desde el primer momento en que la cantante malagueña pisó el escenario no cesaron los aplausos.  La artista realizó un recorrido por su amplia discografía, dedicando un apartado especial a la copla, interpretando temas tan populares como La bien pagá, Y sin embargo te quiero y Ojos verdes. Rindió su especial homenaje a Carlos Cano con María la Portuguesa y espectacular fue la interpretación de Historia de un Fado. La cantante se emoción especialmente cuando cantó Cómo de extraño, que acabó entre lágrimas.

No podía faltar en su repertorio María de bebe las calles, una de las más aplaudidas y terminó con una canción de homenaje a su tierra, Malagueña Salerosa.

En entrevistas previas al concierto de anoche en el marco del 53 Festival de la Cueva de Nerja prometió que habría sorpresas y desde luego no faltó a su palabra. "De pequeña quería ser como Judy Garland", dijo la artista y ante la expectación del público ofreció un bis interpretanto, en inglés, Over de rainbow, que nuevamente arrancó los aplausos de las más de 800 personas que llenaban el auditorio de la Cueva.

Finalizado el concierto Pasión Vega se mostró ilusionado por haber actuado en un festival "de tanto prestigio y por el que han pasado artistas tan importantes". Asimismo destacó que en varias ocasiones había expresado su deseo de actuar en la Cueva de Nerja por lo que, durante el concierto, agradeció al alcalde, José Alberto Armijo,  que lo hicieran realidad.

Pasada la una de la madrugada Pasión Vega firmó en el Libro e Honor de la Cueva en presencia del alcalde de Nerja y vicepresidente primero de la Fundación, José Alberto Armijo, y el gerente de la Cueva, Angel Ruiz.

Ver video: http://www.youtube.com/watch?v=OjRQhVMbeXs&feature=plcp

 

Marcar Como Favorito o Mándelo Por Email