El Patronato Provincial de Recaudación ha ampliado el plazo para domiciliar los recibos del IBI hasta el 14 de febrero. La domiciliación es uno de los requisitos necesarios para optar a las subvenciones que pueden llegar hasta el 50 por ciento.

Además de tener domiciliado el recibo, los contribuyentes tienen que estar empadronados en la vivienda, estar al corriente en sus obligaciones con el Patronato Provincial de Recaudación Provincial y que las viviendas tengan un valor catastral inferior a 100.000 euros.

Las personas que reúnan los citados requisitos podrán optar a las subvenciones sin tener que solicitarla.

Powered by WPeMatico

Marcar Como Favorito o Mándelo Por Email