La Pro-Cofradía de Nuestro Padre Jesús Cautivo y María Santísima de los Desamparados abrió ayer los desfiles procesionales de la Semana Santa de Nerja.  Como viene siendo ya habitual, las velas del trono de María Santísima portaban los nombres de las mujeres fallecidas el año pasado víctimas de la violencia de género.

La procesión contó con la presencia de la Banda Municipal de Música de Nerja y la Banda de Cornetas y Tambores del Santísimo del Mar, de Vélez-Málaga. Asimismo participó la Banda de  Cornetas y Tambores de Nerja que inició el desfile desde el interior de la iglesia de El Salvador.

Numerosas personas presenciaron el recorrido de las imágenes por las calles de Nerja de esta joven cofradía, que este año ha presentando varias novedades, entre ellas 21 incensarios de plata, faldones para el trono del cristo, lunas de plata para los pies de la Virgen o seis arbotantes de madera para el trono del Cristo.

El toque de honor del trono de Nuestro Padre Jesús Cautivo lo realizó el párroco de la iglesia de El Salvador, Andrés Pérez, y el del María Santísima de los Desamparados el alcalde, José Alberto Armijo.

Marcar Como Favorito o Mándelo Por Email