La procesión de la Virgen de las Maravillas puso el broche de oro a la Feria de Maro que se ha venido celebrando durante el pasado fin de semana. Acompañada por la Banda Municipal de Música, la patrona de Maro recorrió las calles de la localidad seguida por numerosas personas.

Como viene siendo tradicional, uno de los momentos más emotivos de la procesión fue la llegada a la iglesia donde esperaban Rumba Dos Mil, que interpretó una sevillana dedicada a la Virgen, y el grupo de Coros y Danzas de Maro y sus antiguas alumnas, que la bailó en su honor.

Entre vivas y vítores, la imagen entró en la iglesia donde muchas personas esperaban para llevarse, como recuerdo, algunas de las flores que adornaban el trono.

Powered by WPeMatico

Marcar Como Favorito o Mándelo Por Email