Los hombres y las mujeres del campo vivieron ayer su día grande con la festividad de San Isidro, en la que se rindió homenaje a los labradores. En esta ocasión el encargado de recibir la placa fue Antonio Gutiérrez, por toda una vida dedicada a la agricultura. El homenaje tuvo lugar una vez acabada la misa y la placa fue entregada por la concejala de Tradiciones Populares, Sandra Jimena. No fue el único homenaje, ya que también recibió una medalla de la Hermandad de Regantes San Isidro,  Francisco Barranquero, director musical de la Peña Nerjeña, por la composición de una plegaria a San Isidro, que fue estrenada el pasado año.

La misa de San Isidro fue cantada por el coro rociero de la Peña Nerjeña, como viene siendo habitual, y tampoco faltó la tradicional ofrenda de frutos. Antes de que se iniciara la romería volvió a actuar la Peña Nerjeña, así como la la Agrupación Folclórica Municipal y el Grupo de Fandangos Cortijeros.

Marcar Como Favorito o Mándelo Por Email