Esta fiesta data de 1.878. Antiguamente consistía en las canciones que los mozos del pueblo ofrecían a las mozas casaderas el dia 30 de Abril a partir de la doce de la noche, por ello el dicho de “echar los mayos” a las chicas.

En la actualidad es un hecho muy arraigado en nuestra cultura popular y tiene una importante incidencia en Nerja, Frigiliana y Maro. Este dia se exponen en el pueblo monumentos florales, adornados con mantones de manilla y otros arreos que sirven para embellecer los altares. Las cruces se aderezan con música y bailes folklóricos típicos de la localidad.

Cada altar ofrece a los visitantes gastronomía típica exclusiva de este dia, cuyo protagonista es la “miel de caña”. Son verdaderas delicias todos estos platos que se riegan con la rica miel de caña, los nísperos, las batatas, tortillitas de bacalao y perejil, palomitas de maiz, y el plato rey de este dia “la arropía”, que es la miel de caña calentada a fuego lento y amasada posteriormente.

Marcar Como Favorito o Mándelo Por Email